plaza_sendero_white

Blog - Publicado el 23 noviembre, 2017

10 momentos que te harán decir “qué rápido se fue el año”

¡Detengan el mundo que me quiero bajar!

 

Qué lejos se ve aquel primero de enero lleno de esperanzas, con proyectos nuevos y metas por cumplir en las 365 oportunidades que nos brindaba el 2017. Qué rápido se fue el año y todos esos caminos por recorrer. Si eres de los que olvidan pronto o simplemente viven distraídos, aquí te recordamos los 10 momentos en donde sin notarlo, estabas terminándote el año.

Pero recuerda, nada de llorar o ponerse chipi con la nostalgia, aún tienes poco más de un mes para bajar esas tallas de más y cumplir tus demás propósitos.

 

En lo que te pones cómodo, te dejamos con el mejor soundtrack para esta entrada.

Cuando creíste que cumplirías tus propósitos

El año empezaba, tú podías con todo y a pesar del frío estabas decidido a cumplir cada meta que te habías prometido con esas doce uvas.

 

Pasar de la Rosca de Reyes a llorar con La la land

Apenas nos estábamos acostumbrando al nuevo gazolinazo cuando La la land llega a robarnos los corazones; convirtiéndose en una película recordada para siempre, pero sobre todo por lo sucedido en la entrega de los Oscar.

 

Cuando la primavera te motivaba a ir al gimnasio

Habías sobrevivido a San Valentín, el clima mejoraba y con ello tus energía por las mañanas, pero algo pasaba, quizás el horario de verano o el polen de las flores…

 

Darte cuenta que no estabas en forma para el springbreak

El año que viene será cuando te vean con ese cuerpo escultural que te prometiste. Por ahora fue uno más de decir “juro que no lo vuelvo a hacer”.

 

Un día de las madres y aún no puedes lavar la ropa solo

Llegó el día en que debiste haber aprendido que un abrazo y un dibujo con crayolas no pueden ser el regalo de todos los años. También mamá necesita que la cuiden.

 

Cuando pospusiste estudiar y dejar todo a la suerte

Porque para salvar el semestre se necesita más que un deseo, hay que estudiar y esforzarse un poco más.

 

 Cuando te pusiste en oferta para ser el Summer love de alguien.

El verano llegaba, tu meta de encontrar el amor estaba ahí, con el calor y las oportunidades que la temporada ofrecía.

 

Descubrir que el verano terminaba y no habías hecho nada

Era tiempo de volver a clases, comprar las cartulinas y rezar por no haber crecido en tallas por estos días de ocio.

 

Cuando te invitaron a las compras de rebaja.

Descubrir que tus ahorros de más de medio año los harías en compras inteligentes y de amplia necesidad pero en realidad se fueron en esa lampara edición limitada de Star Wars.

 

Cuando te invitan a la primer posada y ¡oh sorpresa! Las chamarras ya no te quedan.

Por fin llegó el momento en que te pones feliz al encontrar dinero del año anterior en los bolsillos de cada sudadera y chamarra, pero la felicidad es momentánea al darte cuenta que ya no cierra. Seguramente se encogió por la falta de uso…

 

Estamos a unos días de que termine el año, sabemos que escribir la fecha ya suena a cuenta regresiva. El 2017 nos trajo demasiado buenos momentos, fiestas, celebraciones y tal vez alguna tristeza; pero no te desanimes si alguno o todos tus propósitos no se cumplieron, el 2018 está a la vuelta de la esquina y seguiremos aquí para recordártelo.

ctas_newsletter-04