plaza_sendero_white

Estilo de vida - Publicado el 1 noviembre, 2017

5 cosas que te pasan cuando cambia el horario de verano

Los momentos que todos los mexicanos vivimos cada año

Aunque el cambio de horario sea un evento que nos ocurre año con año, parece que por más que queramos no logramos acostumbrarnos a él.

Muchos prefieren el horario de verano porque sienten que aprovechan más el día y otros aman el horario de invierno porque cuando suena el despertador muy temprano, la luz del sol los saluda por la ventana.

La realidad es que el cambio de horario nos trae fritos a todos, al menos los primeros días. Aquí te dejamos una lista con las 5 cosas que nos pasan cuando cambia el horario.

¿Te resultan familiares?

La duda existencial

Como siempre, te enteraste tarde de que había que moverle al reloj. Unos minutos antes de irte a dormir te entra la duda: ¿se adelanta o se atrasa? Y esa noche no puedes dormir tranquilo por el miedo a levantarte muy temprano o muy tarde.

El tema de los Smartphone

La mayoría de los teléfonos celulares se actualizan solos cuando cambia el horario, sin embargo, nunca estás lo suficientemente seguro y te preocupa mucho que el tuyo no se haya puesto al día. Así que te la pasas preguntándole la hora a todos los que pasan a tu lado.

¿Por qué no estoy durmiendo?

Empieza a oscurecer y tú no estás en casa todavía, entonces viene la angustia y comienzas a sentir que se te está haciendo tarde para irte a la cama. Cuando miras el reloj, descubres que apenas son las 7:00 pm.

¡Voy tardísimo!

Antes de que suene tu despertador, el sol comienza a entrar por tu ventana y te despierta la luz. Como aún no te acostumbras, das un salto de la cama creyendo que ya se te hizo tarde, pero en realidad todavía ni siquiera son las 6 de la mañana.

La resignación

Casi todos los mexicanos preferimos un horario, por lo que nos pesa mucho cuando tenemos que cambiar. Los primeros días no logramos acostumbrarnos y deseamos que llegue pronto el nuevo cambio. Sin embargo, con el paso de los días hasta le empezamos a tomar cariño. ¡Cuando menos acuerdas ya hay que volver a mover la manecillas del reloj!

¿Te pasa esto con el cambio de horario? No estás solo, todos los mexicanos nos sentimos así los primeros días.

Para que no te estrese el cambio de horario, ven a relajarte a Plaza Sendero con tu familia o con tus amigos. Siempre estás a tiempo 😉

ctas_newsletter-04